Generación "Pay 69" celebró medio siglo

20190914 134418 grupal webExestudiantes de Facultad de Agronomía que en 1969 cursaron cuarto año en Paysandú, el entonces director de la Estación Experimental “Dr. Mario A. Cassinoni” (EEMAC) y algunos docentes de aquella época se dieron cita en la Estación para celebrar el 50º aniversario de la generación “Pay 69”.
El reencuentro se concretó sobre las 11 del sábado 14 de setiembre y la actividad —que fue organizada por el grupo de agrónomos y apoyada por la EEMAC— comenzó en el salón de clases Ibirapitá. Durante la bienvenida, el actual director de la Estación, Pablo Boggiano, celebró el fuerte sentimiento de pertenencia de dicha generación para con la institución, “lo que en definitiva los trae de vuelta para rememorar lo que aquí vivieron”. Por otra parte, lamentó que no hubiera una notoria presencia de estudiantes de grado en la actividad, lo que atribuyó al debilitamiento del compromiso actual de los estudiantes con la carrera y con la institución.
“Para quienes cursamos en la Cassinoni en distintos períodos, algunos muy duros, estas instancias son de gran valor”, fueron las primeras palabras del Decano deDSC 0008la Facultad de Agronomía y docente de la EEMAC. Ariel Castro indicó que no es producto de la casualidad que la generación 69 se reúna en la Estación y que su generación también organice reencuentros cada cinco años con una asistencia por demás satisfactoria. “Refleja algunas de las cosas más lindas de la experiencia de la carrera, de la Universidad y de la vinculación más allá de lo académico”. Mencionó que la Facultad está en un proceso de cambio del plan de estudio y que en ello la generación 1969 tiene representación en la persona de Eduardo Errea, quien integra por el orden egresados la Comisión de Apoyo a la Implementación del Plan de Estudios. Expresó además que el aporte que la generación “Pay 69” puede hacer al proceso es muy relevante, en tanto todas tienen cosas para decir. “La Facultad es algo que hay que ir construyendo todos los días. En algunas cosas tenemos días amargos y en otras, tenemos días lindos y éste, sin dudas, es uno de ellos”. Castro valoró que se trate de un grupo humano que “siempre mantuvo una vinculación muy fuerte con todo lo académico y a su vez que haya ayudado a conservar lo bueno de Facultad en los años oscuros y reconstruirla, después” y, finalmente, agradeció en nombre de la Fagro “por todo lo que han hecho”.
DSC 0034Domingo Luizzi, estudiante “Pay 69” y luego docente de Fitotecnia de Fagro, remarcó el acompañamiento de quien fue su profesor en la EEMAC de la cátedra de Ovinos, Mario Azzarini, en cada reencuentro de la generación y también presente en la jornada del sábado en Paysandú. También tuvo palabras de reconocimiento para quien fue entonces Director de la Estación —y luego Decano—, Álvaro Díaz, también parte de la actividad.
Documento de valor histórico
Luizzi se refirió a los contenidos de un documento que el grupo elaboró para entregar a la Fagro, que cuenta con aportes de algunos docentes de la época así como de Álvaro Díaz. El trabajo propone una visión retrospectiva de la EEMAC y un relato de la experiencia como estudiantes y de cómo ello repercutió en el desarrollo profesional.
Mario Azzarini ingresó a la EEMAC en 1963 y al cabo de pocos años había adquirido “bastante experiencia como profesor” y fortalecido su autoconfianza. Indicó que la tarea docente era muy gratificante y la interacción con los alumnos era fundamental para la formación de ambas partes. Destacó la importancia del régimen de internado por su “influencia en el relacionamiento entre estudiantes y con los docentes; permitía instancias de consultas casi permanentes”. Remarcó que con este grupo de exestudiantes tuvo un relacionamiento “muy amistoso”, fortalecido por las prácticas deportivas y otros ámbitos de esparcimiento y además celebró que se hayan formado “profesionales destacados en varias áreas de la Agronomía”. Incluso, afirmó: “algunos, más que exalumnos, fueron inspiradores de mi accionar en la vida y hoy, son amigos”.
Álvaro Díaz remarcó el valor del documento redactado por los “Pay 69” y afirmó que “el solo hecho de que una generación que pasó por Paysandú haga el trabajoDSC 0068que hizo, de que cada estudiante analice lo que significó en lo profesional así como en lo personal, es una evaluación que tiene un valor enorme, histórico”. Añadió que se emocionó al leerlo porque entendió: “esto es lo más importante que puede quedar en la Universidad, en la formación de estudiantes y futuros profesionales”. Y valoró la honestidad de los  autores del documento, que exponen fortalezas y debilidades. Díaz ratificó que la EEMAC fue “realmente el modelo de una descentralización”. Expresó también que los estudiantes de aquel tiempo venían de un sistema de enseñanza que “no era ni teórico ni práctico y era muy difícil que aprendiéramos si no era por empuje propio o por el conocimiento y estudio con algunos profesionales que nos ayudaban a entender algunas cosas y a formarnos de alguna manera”.
Sobre las 14 horas, el grupo de personas que asistió a la jornada se trasladó al área central en el casco de la EEMAC, donde Eduardo Errea descubrió una escultura que obsequiaron a la EEMAC. Se trata de un tero fabricado partir de una mezcla de cemento y tierra, obra de un escultor oriundo de Las Piedras, Canelones.
DSC 0101
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Visto: 441 Última actualización: Martes, 08 Octubre 2019